El 34 % de la población española tendrá más de 65 años en 2066

Según se desprende del informe Un perfil de las personas mayores en España, 2018. Indicadores estadísticos básicos, recientemente publicado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), más de 14 millones de personas tendrán una edad igual o superior a 65 años en 2066, el 34,6% del total de la población española, que en esa fecha ascenderá a 41.068.643 habitantes si atendemos a las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos del Padrón Continuo del INE indican que a 1 de enero de 2017 vivían en nuestro país 8.764.204 personas mayores, un 18,8% de un total de 46.572.132 habitantes, por lo que las previsiones apuntan hacia un importante descenso poblacional dentro de 50 años. La conocida como generación del baby boom llegará a la edad de jubilación, aproximadamente, en 2024, lo que aumentará la presión sobre los sistemas de protección social, que llegará a ser realmente importante en la década de 2040.

Por Comunidades Autónomas, Asturias, Castilla y León, Galicia, País Vasco, Aragón y Cantabria son las más envejecidas, con un porcentaje de personas mayores superior al 21%. En el extremo opuesto, Murcias, Canarias e Islas Baleares tienen la tasa más baja, por debajo del 16%. El mayor número de mayores se concentra en los grandes núcleos urbanos; de hecho, en Madrid y Barcelona residen casi un millón, más que en los 5.868 municipios rurales juntos, aunque el envejecimiento (proporción de personas mayores respecto del total) es notablemente mayor en los pueblos.

Las mujeres, más longevas que los hombres

Según el INE, en 2016 las mujeres españolas tenían una esperanza media de vida de 85,8 años al nacer, y los hombres, de 80,3. A los 65 años el período de supervivencia era de 23,1 años en el caso del sexo femenino y de 19,1 en el del masculino, con una tendencia clara al aumento si tenemos en cuenta los resultados de anteriores estudios. Cabe señalar a este respecto que la esperanza de vida en España, en los dos momentos considerados, es una de las más altas de la Unión Europea e, incluso, del mundo.

Soledad, Internet y personas mayores

El citado Informe también arroja interesantes datos cualitativos. Por ejemplo, se ha observado un considerable aumento de los hogares unipersonales en el segmento poblacional de mayores de 65 años, aunque todavía en proporciones sensiblemente más bajas que en otros países europeos, así como que las mujeres cuidan con mucha mayor frecuencia que los varones. Eso sí, se aprecia un ligero cambio en este sentido.

Igualmente destacable es el hecho de que a partir de los 55 años el porcentaje de personas que hacen uso de Internet desciende de forma evidente, por lo que puede hablarse de una ‘brecha digital’ entre los mayores y el resto de la población, pese a que
el uso de las nuevas tecnologías en aquel grupo esté aumentando bastante en los últimos años.

FUENTE: Un perfil de las personas mayores en España, 2018. Indicadores estadísticos básicos, Antonio Abellán García, Alba Ayala García, Julio Pérez Díaz y Rogelio Pujol Rodríguez, departamento de Población del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *