¿Cómo prevenir las caídas?

Actualmente se producen en el mundo más de 37 millones de caídas al año que requieren atención médica y el 75% de las mismas son sufridas por personas mayores de 65 años, según fuentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una edad avanzada es sin duda uno de los principales factores de riesgo, y son precisamente los ancianos quienes tienen más posibilidades de lesionarse gravemente por este tipo de percances, lo cual puede deberse, entre otras causas, a los trastornos sensoriales, cognitivos y físicos inherentes al proceso natural del envejecimiento, como por ejemplo, la osteoporosis, y también a la falta de adaptación del entorno a las necesidades de este segmento de la población. No obstante, a aquellas personas que en el transcurso de su vida han practicado deporte y tienen una buena movilidad les será más difícil caerse y tener graves consecuencias.

La salud de las personas mayores debe medirse en términos de funcionalidad y no de enfermedad, pues es aquella la que determina la calidad y las expectativas de vida y los recursos o apoyos que precisará cada individuo. El objetivo último debe pasar por mantener un nivel de funcionalidad que permita el mayor grado posible de autonomía.

Consejos prácticos para prevenir caídas

Para evitar caídas en este colectivo, tanto dentro como fuera del hogar, ofrecemos a continuación una serie de útiles consejos:

– Las alfombras son especialmente peligrosas, por lo que tienen que estar bien sujetas al suelo y, si es posible, disponer de superficies antideslizantes.

– Los cables eléctricos nunca deben estar en el suelo ni en zonas de paso.

– Es preciso que toda la casa esté bien iluminada, de forma que se evite tropezar con objetos que son difíciles de ver. Es absolutamente necesario instalar luces nocturnas en el recibidor, el pasillo, el cuarto de baño y el dormitorio.

– No utilizar escaleras sin pasamanos y asegurarse de que están bien iluminadas.

– Poner barandillas en el cuarto de baño para el uso de la ducha, que debe sustituir a la bañera, y el retrete.

– No colocar las cosas ni demasiado altas ni demasiado bajas, de manera que todo esté al alcance de la mano para evitar el uso de escaleras, siendo conveniente que los objetos que más se utilizan estén situados a la altura de los ojos. No subirse en ningún caso en sillas, taburetes u otros muebles.

– Levantarse despacio de la silla, el sillón, el sofá o la cama, sentándose unos minutos en el borde de la misma antes de ponerse de pie.

– Usar calzado de suela antideslizante y con tacón bajo.

– Evitar el uso de sandalias y chanclas para prevenir tropiezos.

– Ante el menor síntoma de mareo o pérdida de visión consultar lo antes posible con el médico.

– Si no se tiene una seguridad total al caminar, usar bastón o andador, lo que aumentará la base de apoyo.

One thought on “¿Cómo prevenir las caídas?

  1. Claudia Huidobro dice:

    Este artículo es realmente interesante… Mi madre, que tiene 87 años, se cayó hace un par de meses porque precisamente se tropezó con una alfombra, que como bien se indica aquí son realmente peligrosas. Por suerte las consecuencias no pasaron de una contusión de la que ya se ha recuperado, pero podía haber sido mucho peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *